Archivo de la categoría: huelga

Apuntes para una huelga

Tod@s a la Huelga1.- Estamos por vivir la segunda Huelga General de este año. Esta vez coincide con las que se han convocado en otros países con una situación económica similar, como son Grecia y Portugal. Es verdad que el gobierno español aún no ha pedido el rescate pero, aunque compre tiempo negándolo, todo parece indicar que éste es inevitable.

2.- Visto lo visto, podemos hacernos una idea de lo que nos espera cuando entremos en el club de los países rescatados. Si los recortes de los dos últimos gobiernos ya han hipotecado nuestro futuro para salvar a la banca, un rescate supondrá un deterioro aún mayor de de las condiciones de vida de la mayoría de la población, a pesar de que éstas ya han empeorado mucho.

3.- Peor es aún el caso en el ámbito laboral. Con la excusa de la crisis se está produciendo una verdadera ofensiva patronal. Los empresarios no dudan en agitar frente a sus trabajadoras el fantasma del desempleo (muy real, por otra parte) para reducir salarios, alargar las horas, abaratar el despido, etc.

Continuar leyendo


29M – Tod@s a la calle a parar la producción y el consumo

ESPECIAL 29M

PARO GENERAL 24 HRS.

———————————————

¡Es tiempo de Organizarse!

Este 29 de Marzo hay convocado un paro de 24 horas al que se ha dado en llamar huelga general. Hay una gran diferencia entre uno y otra. El primero sólo sirve para escenificar el desacuerdo con una cierta medida, mientras que la segunda es una herramienta que tenemos las trabajadoras para defender nuestros derechos y transformar nuestra realidad cotidiana.

No es de extrañar que CCOO y UGT recurran a un paro y no a una huelga. Lo que más les preocupa es que no se les ha incluido en el proceso de aprobación de la última reforma laboral. Su puesto prioritario en la representación de las trabajadoras, pactado con el estado hace muchos años, se ve ahora amenazado. El contenido en sí de la reforma, aún siendo grave, es para ellos secundario. No hay más que ver la facilidad con la que pactaron medidas igual de drásticas, como la de la edad de jubilación en cuanto se les llamó para hacerlo. Lo que les aterra es que en esta ocasión no se les haya consultado, porque se dan cuenta de que se han vuelto prescindibles para empresarios y gobiernos.

En cambio a nosotras sí que nos preocupa, y mucho, el contenido de la última reforma. De ésta y de las anteriores, y del pensionazo, los recortes, el paro o los desahucios de familias sin ingresos. Llevamos varios años en que las trabajadoras no hemos hecho más que recibir golpes, mientras que para los más ricos todo han sido ayudas, subvenciones y “planes de rescate”. Tras muchas de estas iniciativas, el deterioro de nuestras condiciones de vida es palpable a muchos niveles. Somos las perjudicadas de esta ofensiva patronal, de este “golpe de mercado” que se está llevando por delante hasta la democracia parlamentaria que tanto defendían, como en Italia y Grecia. No cabe duda de que las grandes economías, banqueros y empresarios, junto con los políticos de este país y de toda Europa, están aprovechando la excusa de la crisis para tomar las medidas que llevaban años queriendo aplicar.

Por eso no podemos quedarnos cruzadas de brazos.

Frente a la traición de los burócratas sindicales y los abusos de empresarios y políticos, las trabajadoras tenemos que recuperar la iniciativa. Hay que frenar el ataque patronal y transformar este sistema que nos condena a la precariedad, el paro o la miseria en cuanto las cosas le van un poco mal. Pero esto sólo se puede hacer desde la participación y la acción directa, la solución solidaria de los problemas por parte de los propios afectados, sin recurrir a intermediarios o representantes. En los últimos meses hemos tenido ejemplos brillantes de la aplicación de estos dos principios para impedir desahucios, dar un techo a las familias expulsadas de sus hogares, gestionar espacios públicos, etc. Estos métodos se pueden trasladar al mundo laboral para frenar la reforma. No es en el parlamento, sino en su ámbito de aplicación, los centros de trabajo, desde donde se la puede convertir en papel mojado. Por eso las anarquistas llamamos a todas, en los barrios y en los tajos, paradas o empleados, pensionistas o estudiantes, a participar en la reconstrucción de una movilización independiente de sindicatos delegacionistas, que aplique la acción directa, la autogestión y el apoyo mutuo al mundo laboral.

Queremos que este 29M marque el inicio de este proceso, y por eso vamos a estar llenando las calles, todas juntas y codo con codo, en huelga, no para hacer un paro de un día, sino para inaugurar una lucha que nos tiene que llevar muy lejos, no sólo a derrotar una reforma laboral.

Solas no podemos, juntas y organizadas si.

panfleto 29M