Fuera reaccionarios de nuestros espacios

Desde la fecha en que escribimos este texto hasta su publicación, se han multiplicado las denuncias de las ideas reaccionarias de Félix Rodrigo Mora en innumerables foros y formatos. A pesar de que a estas alturas ya sea poco menos que poner una pica en Flandes, esta denuncia nos parece tan necesaria que aún es oportuna la difusión del texto.

Parece que ya ha llegado el momento de poner las cartas sobre la mesa. De dejar de vender humo en casa de los demás para volver al hogar. Al final, cada cual se pone por sí solo en su sitio.

Poco más tenemos que decir del hecho de que Félix Rodrigo Mora participe en un acto organizado por una asociación de filiación ultraderechista en Toledo (1).

O mejor dicho, hay mucho que decir:

Para empezar, ultraderechista se queda corto. Más bien deberíamos decir nazi. Pero de los nazis ideológicos que se proclaman ecologistas, socialistas, anticapitalistas y antimaterialistas, que despotrican contra la izquierda, las feministas, los nacionalismos “periféricos” y los homosexuales. De esos que se remiten constantemente, a nociones como idealismo, nación, raza, esencia, voluntad o espíritu y sueñan con una sociedad orgánica, sin conflictos, racialmente perfecta, patriarcalmente benevolente, económica protectora y sobre todo homogénea, muy homogénea (2).

Muchos de los grupos o asociaciones que defienden estas ideas enfatizan los aspectos socialistas o ecologistas frente a los raciales (por poner un ejemplo), conscientes del rechazo que causan estas ideas. Al final, acaban pareciendo grupetes izquierdosos un poco despistados, algo que ellos mismos fomentan a pesar de que hay hechos que los delatan, como su insistencia en mostrarse solidarios con los trabajadores españoles (y no otros) o el calcar campañas de su partido matriz. Pues bien, la asociación con la que colabora FRM en esta ocasión es una de esas (3).

Recapitulemos: ecologista, anticapitalista, anti-izquierdista, se mete con los homosexuales, feministas, minorías étnicas, defensores del idealismo y la supuesta esencia transcendente del ser humano…… No es casualidad que estos sean algunos de los pilares que defiende FRM continuamente en sus escritos e intervenciones (4). No vamos a decir que sea un agente secreto de alguna organización neonazi, tampoco es para tanto. Pero sí que es cierto que sus planteamientos son extremadamente conservadores, por decirlo suavemente, aunque vengan adornados de una retórica supuestamente libertaria. Para no faltar a la verdad hay que decir que sí que hay un punto importante que le separa del pensamiento político nazi, que es el rechazo al estado. Aunque, de nuevo, esto no supone una prerrogativa exclusiva de los anarquistas, porque hay muchos liberales conservadores y teócratas de todo pelo que comparten este planteamiento. Pero salvado este escollo, no es de extrañar que se encuentre cómodo en compañía de nazis, lo que es preocupante en sí mismo.

La duda que nos corroe es: ¿Cómo ha podido este personaje pasar por una luminaria del pensamiento anarquista frente a tantas compañeras? Desde luego, no todas. Hay ya abundantes denuncias de su impostura, lo que dicho sea de paso, nos ahorra el tener que diseccionarla aquí (5). Pero el hecho de que haya encontrado terreno abonado en el entorno libertario no deja de ser preocupante.

Por su parte, está claro lo que hay. FRM es un eficaz vendedor de humo, que presenta un credo reciclado, un triturado de planteamientos reaccionarios, que adereza con gestos de cara al público libertario. Y a partir de ahí, empieza el marketing. Presentar algo como novedoso es una conocidísima herramienta de venta capitalista (¡Nuevo, cómpralo!), al igual que lo es declarar obsoleto o inservible todo lo anterior. También afirmar la autenticidad y la calidad del propio producto frente a la competencia, a la que se critica ferozmente. Del mismo modo, cualquier politicucho en horas bajas sabe lo útil que puede ser presentarse como víctima de una persecución en su contra. Por supuesto, todo esto no es exclusivo de él y cada cierto tiempo asistimos a la irrupción de supuestos pensamientos innovadores que fundan alguna efímera moda intelectual, no en la solidez de sus planteamientos, sino en la anunciada obsolescencia de los sistemas anteriores y en juegos de palabras rimbombantes. Pero en su caso, estos elementos adquieren un protagonismo desproporcionado. De hacerle caso, él sería la verdadera voz del pueblo libertario, denostado por ortodoxos intelectuales orgánicos porque carece de formación académica y porque es el único que se ha dado cuenta de que todos los pensadores de occidente estaban equivocados (después de la Edad Media) y porque sólo él ha descubierto la novedosa verdad. Puro marketing. Eso sí, demuestra que no hace falta haber ido a la universidad para decir estupideces.

Lo malo no es que alguien te intente vender la moto. Al fin y al cabo cada uno vive como quiere o puede y FRM va donde le invitan. Lo malo es comprarla.

Para no caer en esta trampa conviene deslindar cada concepto cuidadosamente. Por supuesto, las anarquistas (muchas anarquistas) somos ecologistas, anticapitalistas y rechazamos la reducción economicista marxista. Por supuesto que marcamos nuestras diferencias con la izquierda estatista y el feminismo institucional. Pero el diablo está en los detalles, como se dice.

No es lo mismo rechazar el economicismo marxista porque se considera un análisis insuficiente, que desprecia los efectos que el poder instituido y la autoridad tienen sobre los individuos, que hacerlo en virtud de un idealismo antimaterialista trascendente. Lo primero es pensar como un anarquista, lo segundo, como un moje escolástico medieval (o un hegeliano, que no se sabe lo que es peor).

No es lo mismo apoyar el decrecimiento porque se defiende un bienestar solidario en igualdad para todos los seres humanos, algo que el desarrollo capitalista no puede conseguir, que añorar un mundo pasado de pequeñas aldeas desde las que es posible la conexión espiritual con la naturaleza. Lo primero es pensar como un anarquista, lo segundo es ser un hippy reaccionario de la nueva era.

No es lo mismo tampoco, renegar del feminismo institucional y su acción recuperadora porque apoyamos la acción directa de las mujeres contra la opresión patriarcal que porque se es un machista misógino (6). No creo que haga falta explicar este punto.

En resumen, no basta con criticar a socialistas y marxistas, a las feministas institucionales, el capitalismo y cagarse en el desarrollo económico y el estado para ser anarquista. No vamos a presumir de tener el secreto del “verdadero” anarquismo de pura cepa, porque no creemos que haya tal cosa. Pero las ideas de alguien que se junta con nazis, aunque sea para aleccionarles (y eso suponiendo que sea para aleccionarles) nos huelen a que no lo son.

Afortunadamente, el tiempo coloca a cada cual en su sitio y Félix Rodrigo Mora está volviendo a su casa ideológica.

GLAD
Madrid, Junio de 2013


1 No queremos dar aquí el link a una página ultraderechista, por lo que no ponemos la referencia al cartel de la charla. Pero quien quiera comprobarlo solo tiene que buscar en Internet.
2 Para no ir más lejos, en la Wikipedia se citan algunos elementos de la ideología nazi que se denomina “temprana”: nacionalismo centralizador, supremacismo ario, corporativismo social, keynesianismo militar, ecologismo, romanticismo anti ilustrado, anticapitalismo, antimarxismo, etc. En fin, lo dicho.
3 Cabía la duda de que FRM hubiera aceptado participar en la charla sin estar al tanto de la naturaleza de la asociación que le invitaba, hasta que su acólita, Prado Esteban, publicó lo siguiente en su Facebook: “Si esta gente de Toledo están dispuestos a escuchar a Félix es porque no son tan totalitarios como quienes disfrazados de radicales [bla, bla, bla] vociferan para acallar todo discurso [bla, bla] no se qué de la ortodoxia institucionalizada.” En resumen, que sabe a lo que va y los nazis ¡somos las demás!
4 Por ejemplo, la defensa de la sociedad orgánica, que no tiene nada de anarquista. Frases como “El concejo abierto [sirve] para resolver el conflicto entre mandantes y mandados”, en http://felixrodrigomora.net/ENTREVISTA%20DIAGONAL%20CANTABRIA.pdf, remiten al sindicato vertical franquista y no a la abolición de las relaciones jerárquicas.
5 Por ejemplo, el artículo de Julio Reyero en la revista Estudios “Sobre la dialéctica cirpto-reaccionaria”, en respuesta precisamente a un artículo de FRM en el número anterior de esa misma publicación, o el texto aparecido en arainfo.org “Félix Rodrigo Mora, otro ejemplo de pseudointelectual al servicio del poder autoritario que dice combatir”.
6 O una machista misógina.

Acerca de gladisanarquica

Grupo de afinidad anárquica y estudios sociales libertarios Ver todas las entradas de gladisanarquica

2 responses to “Fuera reaccionarios de nuestros espacios

  • Emilia Silva

    Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

  • Gary Jackson

    Respecto a las críticas que Félix hace de la escuela racional y lo que supuso, no coincido mucho con parte de su visión, aunque entiendo que Félix percibe la educación, tanto religiosa como laica, impuesta desde arriba y universalizada, como una imposición, y no como opción; como una peligrosa vía para el adcotrinamiento desde la infancia y la castración de la libertad. De ahí a pensar que Félix desearía un pueblo analfabeto y sin capacidad de autoeducarse hay un salto muy grande, en mi opinión. No son pocos los textos anarquistas que hacen una crítica radical de todo sistema educativo, y aunque la escuela racional de Ferrer pueda ser reconocida como un sincero esfuerzo de crear una educación emancipadora y libre, científica y racional, me parece también, como debiera ser todo en el anarquismo, abierta a la crítica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s